IDER-DATOS
Con un enfoque en el valor de lo público y la ciudadanía como centro la discusión se realizó un nuevo encuentro organizado por Flacso-Chile y Fundación Abriendo Datos.
IDER UFRO se suma al debate digital sobre Datos Abiertos

 

Como parte del ciclo de charlas Verano de Datos Abiertos Constituyente que reúne a expertos nacionales e internacionales, la Universidad de La Frontera, fue parte de la jornada titulada “Desarrollo de habilidades, sostenibilidad y datos sub nacionales”, donde los primeros análisis del encuentro giraron en torno al capital humano y habilidades profesionales presentes, en el que expuso Catalina Garrido, coordinadora de la Unidad de Estudios y Análisis de la Información Territorial del Instituto de Desarrollo Local y Regional de la Universidad de La Frontera (IDERUFRO), quien señaló que existe un déficit de personas entrenadas y una insuficiencia en la formación para quienes deciden especializarse en temáticas tecnológicas.

“Es bastante limitada la oferta que existe” y así también “limitadas las trasformaciones a las mallas curriculares” lo que hace complejo actualizar los contenidos a medida que se van requiriendo. Estos factores, agrega, generan que la información solicitada sea igualmente escasa y difícil de ubicar, lo que propicia un escenario de gobiernos locales “carentes de estrategias de desarrollo local y de toma de decisiones”.

Este capital humano presente a nivel local, precisó la expositora del IDERUFRO, se compone de profesionales formados en el área que -si bien se está profundizando en temáticas como el uso de Big Data-, “no necesariamente significa una estrecha relación entre estos contenidos y los Datos Abiertos como tal”. De la misma manera, el ciudadano promedio también presenta deficiencias en torno a la capacitación, ya que “solo ha estado enfocado a la ofimática (Excel, Word) o el cómo acceder y usar internet de una manera básica”.

Ante esta carencia, Catalina Garrido consideró relevante avanzar en una capacitación transversal y sobre todo, en temáticas como el “acceso, uso e interpretación de datos”, lo que puede ir acompañado de su uso administrativo y que contemple una disponibilidad de carácter periódico, con un reporte por parte de la administración pública. Adicionalmente, existen algunos desafíos como, por ejemplo, generar estrategias para entender los datos abiertos y reutilizarlos.

Para profundizar en la configuración del ecosistema de datos, Karla Yee, consultora internacional en proyectos de gobierno digital, reforzó la idea sobre el uso de los datos y detalló que nos encontramos en un momento de apertura hacia la ciudadanía. Sin embargo, la no verificación de los datos propicia un escenario de alta demanda por parte de usuarios y enfatizó que “los tomadores de decisiones, así como las personas, requieren información de calidad que esté disponible oportunamente para tomar medidas”, indicó.

En la jornada, el punto de acuerdo fue que como país necesitamos generar un ecosistema que involucre no solo una apertura de los datos, sino también, compromisos con diferentes actores -especialmente desde la esfera local-, y acompañado de retroalimentaciones directas respecto a qué datos son necesarios publicar. Además, se requiere de un sistema que integre diferentes fuentes de información y desarrolle soluciones de código abierto escalables y que se puedan compartir.