estufa-lena1   encuentro postgrados 2
Las Fábricas de Cocinas Yunque y Alcázar trabajan estrechamente con el Laboratorio de Combustión de la Universidad de La Frontera. La idea es mejorar el diseño de cámara de combustión actual de cocinas a leña, para que la emisión de material particulado sea la menos posible, y esté acorde a las normas de la legislación ambiental Chilena. 22/08/2017
Dr. Robinson Betancourt: “Si las cocinas a leña se modifican, cumplen las normas de emisión exigidas”

 

Un diseño modificado, pensado para optimizar el proceso de combustión en las cocinas a leña es la apuesta que lleva a cabo el Dr. Robinson Betancourt, investigador de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la UFRO.

Es una idea pensada en los sectores vulnerables, y en aquellas familias que no tienen acceso a comprar equipos de nueva generación. En ese contexto, los trabajos efectuados en el Laboratorio de Combustión que dirige Betancourt, han evolucionado y han dado una respuesta satisfactoria al problema: cocinas a leña originales ha sido modificadas y el material particulado emitido ha sido medido y controlado, comprobando que cumplen con las normas establecidas para estufas a leña. “En Chile no existen normas para cocinas a leña, razón por la cual hemos utilizado normaseuropeas”, señala el investigador.

“Nuestro planteamiento es que las cocinas a leña, debidamente intervenidas, pueden ser utilizadas en toda la zona sur del país. Junto a los fabricantes estamos logrando una solución, y en ese sentido, no es posible que esta fuente de energía en base a leña con humedad inferior a 20% sea eliminada”, comenta.

MODIFICACIÓN

La intervención parte por modificar la cubierta de la cocina y el hogar- sellando cualquier entrada de aire por este lugar utilizando un aislante de mejor calidad- para luego controlar la salida y entrada del mismo a través de otros mecanismos. “Hicimos ingresos aire extras y de esa forma controlamos el proceso de combustión. Así mismo, la puerta del horno y por donde se introduce la leña fueron cambiadas por puertas de vidrio templado, que permiten ver cómo va la cocción o estado del fuego sin necesidad de abrir la cocina”, explica.

Según el experto, puede haber muchas otras alternativas y su laboratorio está abierto a los fabricantes para explorar nuevas posibilidades de mejora y así dar diversas respuestas. “No hay una sola solución. Es un conjunto de medidas que se pueden aplicar en la fabricación de cocinas a leña y como Universidad estamos dispuestos a contribuir con lo que sea necesario para apoyar a las empresas que se dedican a este rubro y a sus usuarios”.

El uso de biomasa como combustible es un complemento a todas las otras soluciones que se están generando, y el esfuerzo de la alianza ciencia-empresa está entregando solución a las necesidades de la población que en su conjunto busca disminuir la contaminación por partículas, situación que afecta a todos los habitantes de la zona sur.

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar