Ana-Moraga   Estefania-Esparza   Mauricio-Dieguez
En 2017 la Vicerrectoría de Pregrado se unió a la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado para dar vida a una iniciativa inédita: promover actividades de investigación en los procesos formativos de los estudiantes UFRO. ¿Cómo hacerlo? Mediante una nueva línea de proyectos de Investigación disponible para que docentes diseñaran y crearan estrategias para aportar a mejora de los aprendizajes de los estudiantes. 30/07/2018
INVESTIGACIÓN Y PROCESOS DE APRENDIZAJE: LOS PRIMEROS ÉXITOS DE UNA INICIATIVA RECIENTE

 

En 2017 la Vicerrectoría de Pregrado se unió a la Vicerrectoría de Investigación y Postgrado para dar vida a una iniciativa inédita: promover actividades de investigación en los procesos formativos de los estudiantes UFRO. ¿Cómo hacerlo? Mediante una nueva línea de proyectos de Investigación disponible para que docentes diseñaran y crearan estrategias para aportar a mejora de los aprendizajes de los estudiantes.

La idea es mejorar la calidad de la enseñanza, que el aprendizaje tenga sentido, y de esa manera contribuir a diferentes variables: retener a los estudiantes, lograr su promoción y mejorar sus perfiles de egreso.

A un año y medio de su puesta en marcha, nueve proyectos están en ejecución. Cinco fueron adjudicados durante 2017 y cuatro este año, y los resultados han sido notables, especialmente para los docentes que tomaron el desafío el año 2017 y se encuentran en plena implementación de sus Proyectos.

Para la Vicerrectora de Pregrado, Ana Moraga esta iniciativa es un avance formal y explícito de acercar la investigación y la docencia universitaria y de esa manera aportar a la mejora de los aprendizajes de nuestros estudiantes y a un conjunto de otros aspectos referidos a los procesos formativos. “La docencia y la investigación, dos componentes esenciales del ser universidad y que claramente nos distinguen como universidad compleja, se deben retroalimentar de manera permanente y nos permiten avanzar en nuevos y necesarios desafíos como es adoptar una postura diferente frente al objeto de enseñanza-aprendizaje”.

La Vicerrectora agrega, que frente a los estudiantes, la idea es reconocer y aceptar sus potencialidades de para asumir la responsabilidad de ser protagonistas de su aprendizaje al tiempo de contribuir a que los profesores identifiquen soluciones prácticas a las problemáticas concretas en el aula que retroalimenten su propio desempeño desde una postura más autocrítica.


APRENDIZAJE CON SENTIDO

Para la Dra. Estefanía Esparza, de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Administración, la apuesta radicaba en probar una nueva metodología de enseñanza para los estudiantes de Derecho Constitucional, una disciplina que aborda derechos fundamentales como tratados internacionales, dignidad humana, derecho al honor, a la vida, etc. En ese contexto, sus alumnos realizaron investigaciones sobre un derecho en específico y abordaron de manera colaborativa todos los derechos que están asegurados en la constitución. “Este es un tema que no se trata en todas las universidades y el problema es que muchos de estos contenidos eran aprendidos de memoria. Acá aprendieron a buscar bibliografía, buscar problemas en aplicación de los derechos, conflictos, y otras complejidades; entonces culminamos con un manual de derechos fundamentales. Fue, en definitiva, darle sentido al aprendizaje”

Asimismo, la Dra. Tania Tapia, de la Facultad de Ingeniería y Ciencias, cuenta que el primer resultado de las actividades aplicadas a los estudiantes fue la presentación un trabajo en el VII Congreso Internacional de Educación y Aprendizaje en la Universidad de Diderot, Paris-Francia. “Lo más relevante ha sido la motivación y mejor disposición a trabajar en el aula, la participación, de manera individual y grupal. Esto refleja la buena recepción que han tenido los estudiantes, y se corrobora con encuestas aplicadas de manera voluntaria y anónima”.


LO QUE VIENE

Para este año, el Dr. Jonathan García de la Facultad de Medicina, creó un modelo educativo centrado en el estudiante basado en la metodología Aprendizaje Basado en Problemas (ABP), donde a partir de un escenario clínico ficticio se propicia el análisis e integración de contenidos relacionados a la fisiología humana. Es un ramo fundamentalmente teórico, por lo que adolece de actividades prácticas que le otorguen mayor sentido de "utilidad" a los contenidos. “Queremos favorecer la contextualización y asimilación de contenidos disciplinares fundamentalmente teóricos, brindándoles "sentido de utilidad práctica", contribuyendo con ello a la motivación y mejora en el rendimiento académico de nuestros estudiantes”.

En paralelo, Mauricio Diéguez, de la Facultad de Ingeniería y Ciencias, desarrolló un proyecto que consiste en la aplicación de una metodología para la enseñanza de la programación de computadores, que sea lo suficientemente flexible para dar respuesta a los 16 perfiles de estudiantes de Ingeniería, que cursan la asignatura de programación de computadores. “Nos centraremos en la resolución de problemas, para desarrollar el pensamiento computacional, pensamiento lógico-matemático y/o el pensamiento complejo. Vamos a utilizar dispositivos informáticos y electrónicos, para implementar las soluciones propuestas en problemas que sean propios del ámbito de la especialidad de cada carrera”.

 

 

PROYECTOS GANADORES

2017
NÚCLEO DE DESARROLLO CIENTÍFICO TECNOLÓGICO - BIOREN
IF17-0002 ALEX MAURICIO SEGUEL FUENTEALBA
FACULTAD DE EDUCACIÓN, CS. SOCIALES Y HUMANIDADES
IF17-0003 ANDRES EDUARDO SAEZ GEOFFROY
IF17-0018 MARCIA BANI MONSALVEZ RAMIREZ
FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS Y EMPRESARIALES
IF17-0009 ESTEFANIA ESPARZA REYES
FACULTAD DE INGENIERÍA Y CIENCIAS
IF17-0029 TANIA GLORIA TAPIA OPAZO

2018
FACULTAD DE MEDICINA
IF18-0008 CLAUDIO FERNANDO MUÑOZ POBLETE
FACULTAD DE INGENIERIA Y CIENCIAS
IF18-0011 MAURICIO RUBEN DIEGUEZ REBOLLEDO
NÚCLEO EN CIENCIAS SOCIALES
IF18-0013 SONIA ILSE SALVO GARRIDO
FACULTAD DE MEDICINA
IF18-0020 JONATHAN JESUS GARCIA GARAY

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar