avellano-europeo-1   avellano-europeo-2   avellano-europeo-1
Un nuevo hito en el quehacer productivo se instala en La Araucanía y la zona sur. La alianza impulsada por CORFO -a  través de Transforma Alimentos-   entre la U. de Chile y la U. de La Frontera aglutina el saber de la academia y el expertise de los privados para impulsar la competitividad y sustentabilidad del sector exportador de fruta fresca. La inversión supera los dos mil millones de pesos. 03/05/2018
UFRO SE UNE  A LA U. DE CHILE  PARA DAR VIDA AL CENTRO DE INNOVACIÓN EN FRUTICULTURA EN LA ZONA SUR

 

Un nuevo hito en el quehacer productivo se instala en La Araucanía y la zona sur. La alianza impulsada por CORFO -a través de Transforma Alimentos- entre la U. de Chile y la U. de La Frontera aglutina el saber de la academia y el expertise de los privados para impulsar la competitividad y sustentabilidad del sector exportador de fruta fresca. La inversión supera los dos mil millones de pesos.

Un espacio de coordinación entre diversas instituciones es la idea que define al Programa Tecnológico Centro para la Investigación e Innovación en Fruticultura para la Zona Sur. La iniciativa, cuya ejecución está cargo de la U. de Chile, está pensada en un plazo de 10 años, dadas las oportunidades y desafíos que se avecinan para el país en materia de diversificación de oferta de alimentos. “Donde queremos estar, como agregamos valor, como generamos ofertas con otros ingredientes para conectarnos con otros sectores y ser competitivos”, fueron las palabras con presento la iniciativa la Gerenta del Programa Estratégico, Transforma Alimentos de CORFO, Graciela Urrutia

Con ese desafío en la mesa, la U. de La Frontera a través de BIOREN-UFRO, se une como co-ejecutora a este trabajo, poniendo a disposición todo el potencial que el Núcleo tiene. Bajo la mirada de su directora, la Dra. María de la Luz Mora, BIOREN ofrece enormes posibilidades en materia de asociatividad, contactos, plataforma tecnológica, conocimiento y por sobre todo, las ganas de ser parte de un hito que movilizará la productividad de La Araucanía y la zona sur.

“Ponemos a disposición todo nuestro potencial como universidad para el desarrollo de la región y el país. Desde BIOREN-UFRO nos complace e interesa estar donde se nos necesita. Hay un desarrollo de un rubro, el avellano europeo, que desde el punto científico tecnológico no tiene desarrollo, y en ese sentido estamos desarrollando el conocimiento, acumulando información para comenzar a trabajar fuertemente con los agricultores de la zona”, señaló la Dra. Mora, quien a su vez es la subdirectora de la iniciativa.

EL VALOR DEL TRABAJO COLABORATIVO

“Exportamos casi cinco mil millones de dólares en el rubro de alimentos que representa el 30% de lo que exportamos como país, pero estamos lejos de lo que necesitamos. El mundo cambia y hay demandas de calidad y sustentabilidad y tenemos que trabajar colaborativamente. Atrás quedaron las iniciativas aisladas”, señaló Graciela Urrutia.

Acorde a ese escenario el Dr. Cristian Meriño de BIOREN-UFRO lidera el proyecto que le imprime el sello al quehacer del Centro y que tiene que ver con la sostenibilidad en el avellano europeo en la zona sur. “Lo más importante es que estos proyecto son vinculantes, trabajamos al alero de la UFRO junto a otros investigadores e instituciones, lo que en definitiva, enriquece el proyecto”. De hecho, también son parte de la iniciativa el Centro de Estudios Avanzados en Fruticultura, U. de Concepción, U. Austral de Chile e INIA. En esa misma línea, Graciela Urrutia dice que estas uniones son clave, porque se necesita que las universidades y científicos, junto al sector privado impulsen el cambio en la matriz productiva. Todo en alianza con el sector público, que apoya en el tema de regulación y promoción.

ADIÓS A LAS VIEJAS FÓRMULAS

Aspectos genéticos, sustentabilidad y poscosecha, son los ejes que este programa trabaja en la producción de avellanos europeos, cerezos y nogales.

Cada uno con sus complejidades, lo que hace que aún más desafiante el trabajo. Según el Dr. Rodrigo Infante, director del programa, la articulación de los saberes de las entidades involucradas, es una mirada a largo plazo, con el objetivo cambiar paradigmas, dejar de repetir viejas fórmulas, y así acortar la brecha que hoy hace que la productividad sea menos eficiente. Lo corrobora el Director Regional CORFO Araucanía, Fernando Castro, quien señala que hasta ahora, mucha de la industria frutícola continúa utilizando paquetes tecnológicos que viene de otras latitudes que no resuelven los problemas. “El resultado, es que como región estamos quedando atrás y el llamado es a avanzar”

Y así es como la asociatividad y conocimiento cobra especial relevancia en esta iniciativa. “¿Porque nos inclinamos por este tema? Porque como instituciones somos líderes en investigación e innovación de todos los ejes que planteamos y hay una asociación virtuosa. Este programa tecnológico es una iniciativa paraguas, pero que está pensado para los productores. Queremos que todo el trabajo que desarrollamos tenga un verdadero y positivo impacto para ellos. No queremos papers sino trabajo en terreno”, agregó el Dr. Infante. Entre esos productores figuran Copefrut S.A, Frutícola Agrichile, Bio-Bee Chile S.A, Chemie, Delsantek S.A., Viveros Nueva Vid Limitada, Redagrícola Comunicaciones, Biocea y Martínez & Valdivieso S.A.

PORTAFOLIOS Y PROYECTOS

El programa se organiza en portafolios y proyectos. Los primeros están dedicados a los ejes –genética, sostenibilidad y poscosecha mientras que los segundos buscan soluciones para los problemas que se presentan y que necesitan solución desde la mirada de la academia.
A la fecha están proyectados estudios en genética del avellano europeo, desarrollo de injertos en cerezos y reformulación de patrones para nogales. En el área de cerezos también participa el Dr. Jaime Guerrero de la UFRO, junto a Karen Sagredo de la U. de Chile.

 

 

Centro para la Investigación e Innovación en Fruticultura para la Zona Sur
Beneficiario: Universidad de Chile.
Asociados: Copefrut S.A, Frutícola Agrichile, Bio-Bee Chile S.A, Chemie, Delsantek S.A., Viveros Nueva Vid Limitada, Redagrícola Comunicaciones, Biocea y Martínez & Valdivieso S.A.
Co-ejecutores: Universidad de La Frontera, Universidad de Concepción, Universidad Austral de Chile, CEAF e INIA.
Financiamiento: Costo total: $ 2.857.141.897.
Subsidio Corfo: $ 2.000.000.000.